Cómo se hace un contrato para alquilar un piso (Básico)

Mientras más claras estén las cosas, más fácil será evitar problemas. Esa es una máxima que se cumple en muchos aspectos de la vida, especialmente en los negocios. Es por eso que se recomienda siempre poner todo por escrito.

Veamos a continuación cómo aplicar esta sugerencia a los contratos de alquiler. Sobre todo si deseas alquilar un piso, debes tomar en cuenta todos los detalles que mencionaremos a continuación.

contrato para alquilar un piso

¿Qué es un contrato de alquiler?

El contrato de alquiler o arrendamiento es un documento legal. El mismo permite que dos partes fijen las normas sobre el alquiler de alguna propiedad, en este caso un piso. Este documento debe cumplir con todos los requisitos exigidos por la Ley de Arrendamiento Urbano. Y, por supuesto, aprobado y sellado por los órganos correspondientes.

contrato de alquiler

Este documento permite conocer todas las condiciones que, tanto el arrendatario como el arrendador, deben cumplir por el tiempo que dure el alquiler. De esa manera se evitan malentendidos y hasta problemas legales.

En caso de tener alguna duda sobre cómo realizar un contrato de alquiler que tenga completa validez legal, lo mejor es pedir la asesoría de una persona o empresa que tenga experiencia en el tema.

¿Qué debe contener un contrato de alquiler?

Aunque el modelo de alquiler puede tener algunas variaciones, hay algunos detalles que todos deben tener. Vamos a mencionar a continuación cuáles son.

Lugar y fecha

El colocar el lugar permite dejar constancia de donde está ubicada la casa así como el municipio donde se está celebrando el contrato de alquiler. Esto también permite saber a cuál entidad del gobierno se debe acudir en caso de presentarse algún problema.

La fecha sirve para dejar claro el momento en el que inició el alquiler. Esto es necesario para lo relacionado con el pago de la mensualidad y el vencimiento del contrato. Es por eso que la fecha debe colocarse completa: día, mes y año.

Manifestaciones

En el contrato debe estar muy claro el propósito del mismo. También cuáles son las partes que intervienen en él. Por ejemplo, en el caso de los contratos de alquiler de piso, se debe colocar quien es el arrendatario, quien el arrendador y señalar que se está haciendo este contrato debido al alquiler de la propiedad.

Estipulaciones

Las estipulaciones son cada una de las normas a las que se ven obligadas las partes. Entre estas destacan los siguientes:

  • El objeto. Es el inmueble que se está alquilando, en este caso el piso.
  • El destino. Es la dirección del apartamento, el cual no puede cambiarse en ningún momento.
  • Ley. Hay que especificar cuál es la normativa legal vigente en la cual se basa este contrato.
  • Responsabilidad. En caso de daños a la propiedad, debe especificarse quién se hará cargo de los gastos que supongan. De igual manera debe tomarse nota de cada una de las responsabilidades en general que tienen tú y el inquilino.
  • Disolución. Estos son los motivos por los cuales sería dejado sin efecto el contrato.

Duración de arrendamiento

Es posible que el alquiler de piso supere el año. De hecho, en algunos lugares, el alquiler debe durar como mínimo 5 años. De todas maneras se puede firmar un contrato por varios meses y, luego de su vencimiento, renovarlo.

Sea cual sea la forma que elijas, el periodo de validez del alquiler debe estar anotado en el contrato de forma clara y específica.

Precio de la renta

Otro de los detalles que se deben colocar siempre en el contrato es el monto a pagar por parte del inquilino. De igual manera se tiene que especificar cuándo y cómo se realizará el pago. Por ejemplo, puede ser que tomen la decisión de recibir el pago cada mes, cada trimestre, etc. Sea cual sea el caso, debe estar escrito allí.

Inclusiones en la renta

Es posible que durante el periodo de alquiler haya algunos gastos que deban pagarse por el inmueble, tales como servicios públicos, impuestos, etc. Puedes permitir que el inquilino pague cada uno de ellos y que esa cantidad se descuente del alquiler. Pero, toda esa información debe estar bien detallada en el contrato.

Obras y reparaciones

En caso de que tú como propietario tengas planeado hacer grandes modificaciones al piso, debes notificarlo en el contrato. Incluso si se trata de reparaciones menores, si están dentro del periodo de alquiler, también debes ponerlo por escrito allí.

Hay que tomar en cuenta que, si debido a las obras que realices en la casa, el inquilino no puede habitar el lugar por cierto periodo, el monto del alquiler deberá disminuirse en armonía con los días que no pudo vivir allí.

Otras estipulaciones

Además de las ya mencionadas, deben ponerse por escrito cualquier otra estipulación que se considere conveniente. Es mejor anotar cada una, en lugar de suponer que ambas partes están pensando igual. Tal es el caso del pago de los servicios.

También aplica a quien se hará cargo de las reparaciones, así como las condiciones que regirán este punto. Es decir, no es lo mismo que un inquilino dañe la propiedad debido al mal uso, a que esta sufra averías debido al desgaste natural.

Consejos a seguir para tener un documento de alquiler bien redactado

Estamos seguros de que deseas un contrato de alquiler en el que todos salgan beneficiados. Es por eso que te vamos a dar las siguientes recomendaciones. Gracias a ellas tendrás un documento muy bien redactado.

  • Asesoría. Sin duda, es mejor pedir la ayuda de alguien experto. Así cada una de las cláusulas estará bien redactada y no dejará espacio para confusiones.
  • Tiempo. Toma el tiempo que sea necesario para redactarlo. Así podrás modificar cualquier detalle que consideres necesario antes de presentar el documento final.
  • Datos. Asegúrate de que cada uno de los detalles que contenga el contrato sean exactos.
  • Modelos. La buena noticia es que hay muchos modelos en internet. Puedes elegir el que más se adapte a tu necesidad. Claro, asegúrate de que sea legal.

POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario