Mar. Oct 26th, 2021

Es importante analizar varias cosas antes de tomar la mejor decisión, si bien vas a alquilar un piso con la ayuda de una inmobiliaria o con un particular, necesitas conocer cuáles son sus ventajas y desventajas, y comparar ambas opciones.

Para ayudarte a encontrar el piso perfecto para ti te traemos una sencilla comparación entre alquilar con una agencia inmobiliaria o directamente con un particular, sus pros y contras. Así que comencemos…

alquilar un piso a un particular

Alquilar a una inmobiliaria Vs alquilar a un particular

Si estas en busca de un alquiler de piso lo mejor es asesórate ¿En qué? En buscar apoyo de una inmobiliaria o bien contactar con un particular, tener un trato de tú a tú. Ambas opciones tienen sus pros y contras, y aquí te lo vamos a decir.

Con respecto a la inmobiliaria, tiene muchas ventajas entre ellas que te olvidas de absolutamente todo, es decir, que el agente inmobiliario se encarga de todo por ti, esto implica que ahorras muchísimo tiempo, que en otro caso, estarías invirtiendo, buscando alquileres de piso.

alquilar un piso

Las inmobiliarias tienen muchos contactos debido a su propósito, que permiten en semanas e incluso días, encontrar el alquiler perfecto, algo que por cuenta propia llevaría unos cuentas semanas, por lo que también representa rapidez.

Otras de las ventajas que tienen buscar ayuda de una inmobiliaria es que las opciones para elegir son amplias, puedes escoger entre varios pisos, y lo mejor es que es cada una de estas opciones son confiables.

Las inmobiliarias se encargan de los asuntos legales, es decir, el agente inmobiliario además de trabajar como gestor también brinda asesoría personal en todo lo referente al contrato legal y papeleo bancario. Esa conexión legal entre el propietario y el inquilino es agilizada por el agente inmobiliario.

En este sentido, el profesional inmobiliario es el responsable de cualquier contratiempo o problema que se presente en el proceso de alquiler, además de problemas tales como averías, daños a la propiedad, desperfectos, etc.

No todo es ventajas y beneficios, las personas tienden a huir de los agentes inmobiliarios porque generan un costo adicional, al costo total del alquiler. También porque generalmente la inmobiliaria siempre estará a favor de los propietarios del piso o la vivienda a la hora de ser alquilados.

El buscar un alquiler con un trato personal con el propietario del piso nos ayuda a tener ciertos beneficios, como por ejemplo obtener una mejor negociación, condiciones de alquiler más favorables, e incluso una rebaja en el precio del alquiler o cuotas mensuales. Además de lo anterior, al tener un trato “de tú a tú” te ahorra las famosas comisiones inmobiliarias.

Cuando se busca un alquiler por cuenta propia, es decir, sin la ayuda de una inmobiliaria, por lo general se invierte muchísimo tiempo, tiempo que se puede dedicar a cosas más productivas. Por otra parte, al no contar con un agente inmobiliario no se tiene del apoyo de alguien que vele por el cumplimiento de las condiciones de alquiler, y por supuesto, del contrato.

Aunque normalmente el contrato de alquiler se realiza tomando en cuenta los acuerdos entre ambas partes, entre el inquilino y el propietario, junto con un asesor legal.

De esta manera puedes ver tanto las ventajas como desventajas de buscar alquiler con la ayuda de una inmobiliaria o bien, por cuenta propia. Toma en cuenta el tiempo que dispones y el que deseas invertir, la urgencia o no de encontrar un alquiler y el presupuesto con el que cuentas.

Ventajas que genera alquilar un piso a un particular

Alquilar un piso teniendo un trato personal, sin intermediarios, puede resultar muy favorable en todos los aspectos, desde la rapidez en la gestión, un mejor contrato y hasta un dinero extra. Veamos las principales ventajas.

Trato directo entre inquilino y propietario

Una de las principales ventajas que conlleva buscar alquiler por cuenta propia es que puedes tratar directamente con el propietario del piso o vivienda. En otras palabras, tienes la oportunidad de conseguir mejores condiciones, un precio más accesible y beneficios más favorables. Además que te ahorra las comisiones extras del agente inmobiliario.

Ahorro de dinero

Esta es la segunda gran ventaja, por lo general, cuando nos apoyamos en una agencia inmobiliaria tenemos presente que esta cobra un honorario por su trabajo (Buscar el piso o vivienda, agilizar el trámite, asesorar ambas partes, etc.) Todo esto te lo puedes ahorrar si tienes un trato de tú a tú con el propietario.

Negociación de contrato más rápida

Cuando se realiza el proceso de alquiler con un trato personal con el propietario no solo se puede obtener mejores resultados que por medio de una inmobiliaria, sino que el proceso puede resultar mucho más rápido, sobre todo a la hora de establecer acuerdos y condiciones.

Es decir, que los acuerdos de mantenimiento, pagos, fechas de pagos, entre otras cosas logran concretarse muy rápidamente.

Desventajas de alquilar un piso a un particular

No todo es color de rosa, todo tiene sus pros y contras, ya que has visto las ventajas de alquilar un piso a un particular, ahora verás las cuatro principales desventajas que esto mismo conlleva.

Tienes que invertir mayor cantidad de tiempo

Tener una inmobiliaria que busque y gestione el alquiler de un piso por ti, sin dudas, te ahorra mucho tiempo. Ellos, por su parte trabajan en esa área, tienen un catálogo de opciones para alquilar y muchísima más experiencia, algo que por el contrario no lo tiene la persona que busca alquiler.

Cuando se busca alquiler por cuenta propia el tiempo que se invierte es muchísimo, a pesar de las herramientas con las que hoy contamos, como aplicaciones y páginas dedicadas a publicar opciones, aun con esta ayuda puede ser cuesta arriba.

Pueden faltar cláusulas en los contratos

En vista a la poca experiencia que pueden tener tanto el propietario como la persona interesada en alquiler en relación con los trámites legales, al momento de redactar el contrato, junto con sus condiciones y demás, presentarse la ausencia de una que otra cláusula. Con base en esto, una de las partes, que por lo general es el inquilino, puede verse afectado.

No manejar un precio acorde con el mercado actual

Las personas desconocen el precio de los alquileres, y a su vez la variación que tienen en relación con el estado del inmueble, ubicación, etc. Esto Debido a la poca experiencia que se tiene en el mercado inmobiliario. Como consecuencia, no se maneja ni se tiene conocimiento de un buen precio en el mercado actual. Podrías pagar muchísimo más por un piso solo por desconocer el precio actual en el mercado.

No conoce la historia de los nuevos inquilinos

A muchas personas les ha pasado que alquilan el piso o vivienda de sus sueños, pero una vez que conocen a su nuevo inquilino su sueño se convierte en una pesadilla, ¿Por qué? Porque no tenían un conocimiento previo de dicho inquilino, y se topan con una persona con un historial un poco desagradable que puede hacer de tu estadía algo insoportable.

Para evitar estas situaciones lo mejor es informarte e investigar muy bien, preguntar a las personas cercanas al domicilio por el inquilino, si ha tenido algún tipo de problema, porque se fueron los ocupantes anteriores, etc. Es mejor estar seguros de tu estancia antes de firmar el contrato de alquiler.

Antes de tomar una decisión recuerda evaluar si dispones del tiempo necesario para buscar un inmueble, si el piso cumple tus expectativas, cuentas con el presupuesto necesario, como son las condiciones y cláusulas del contrato, etc. De esta manera podrás asegurar tu comodidad y bienestar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *