Quiero alquilar un bar ¿Qué tengo que hacer?

Alquilar un bar es una buena idea de negocios. Pero podría verse como algo sencillo, aunque realmente es algo que puede llegar a ser complejo y difícil si no se tiene con la suficiente información.

Aquí te mostraremos que hacer, como hacerlo y que aspectos debes considerar si estás pensando emprender en el mundo de los bares. Continúa leyendo y aprende todo lo que necesitas saber de este sistema de negocios.

alquilar un bar

¿Es buen negocio alquilar un bar?

Si tienes el bar al día, con todas sus licencias, los utensilios necesarios para funcionar, condiciones óptimas en todos los espacios, etc., si es un buen negocio. Pero, no solamente es un buen negocio, sino que también puedes cobrar un buen precio y adquirir una buena suma de forma bastante rápida.

Pero antes que todo debes establecer cuanto es lo que deseas ganar con el alquiler, cuáles podrían ser los posibles gatos adicionales y calcular tu ganancia. En general, es un buen negocio, pero factores propios de tu localidad, el local comercial e incluso los clientes podrían hacerte cambiar de opinión.

¿Qué aspectos debes tomar en cuenta al momento de alquilar un bar?

Un bar es un alquiler comercial con ciertos detalles que deben considerarse antes de emprender en este negocio. Al menos estos son algunos de los aspectos que debes tener en cuenta:

  • Legalidad para el bar: que la persona que va a trabajar el bar tenga todos sus permisos al día para abrirlo.

  • Consulta las normativas municipales: en ocasiones las normativas municipales son diferentes del lugar de donde proviene el arrendatario, así que debes prestar atención a esto e indicárselo.

  • El dinero: recuerda pedir un aval, al igual que establecer un monto que sea conveniente para ambas partes.

  • Establece un contrato: allí debes colocar el monto, la durabilidad del contrato y las condiciones de funcionamiento. Si el contrato es para largo plazo invierte en un buen abogado para su elaboración y una asesoría personalizada.

  • Certificado de eficiencia energética: es necesario que lo tengas al día así podrás informar cuanto es el gasto de funcionamiento.

  • Considerar el estado del bar: si requiere arreglos o hay desperfectos, es posible que su precio baje, debes evaluar si correr con los gastos de reparación o cobrar menos para realizar una transacción más justa.

Recuerda que debes investigar sobre las particularidades de tu localidad, muchas cosas pueden variar y será necesario que hagas más énfasis en algún aspecto por encima del otro.

¿Cuánto puede costar el alquiler de un bar?

El alquiler de un bar puede variar drásticamente dependiendo de su reputación, el lugar estratégico donde se encuentre, el tamaño del bar y las instalaciones que tenga. Así que no existe una respuesta absoluta a esta pregunta. Dependerá mucho del tipo de bar que poseas y donde se encuentre.

alquilar un bar

En internet puedes conseguir anuncios de bares pequeños (100 M2) de unos 850 €, o unos más lujosos y grandes de 3400 €. Nuestro consejo es que averigües el precio de los alquileres de bares en una región especifica de tu localidad, tomando en cuenta las condiciones, el tamaño y el lugar estratégico, y basado en ello razona tu precio.

Errores comunes al montar un bar

Al momento de montar un bar todos cometen muchos errores ¿Quién no? Pero lo mejor es saber cuáles son los más comunes y así evitarlos al comenzar. Si bien es cierto que los errores son inevitables, si puedes reducirlos al máximo al considerar los más comunes:

  • Empezar sin el debido análisis: es necesario que consideres que tan viable es el negocio, cuál es el momento adecuado para montar el bar, de qué manera hacer la inauguración y como fidelizar clientes. Es decir, tener un plan de negocios bien pensando que te permita tener muchos clientes desde el principio.

  • Elegir un local inadecuado: como hemos mencionado antes, uno de los factores en el precio de un bar es el lugar estratégico que ocupa, puesto que es basado en ello que llegarán menos o más clientes de forma natural.

  • No invertir lo suficiente: emprender en un bar con un capital muy bajo, sin comprar la maquinaria necesaria y el personal capacitado, puede significar el punto clave del fracaso de todo bar.

  • Dedicarle poco tiempo: muchos emprenden en un bar pensando que solamente deberán encargarse de visitarlo cada 2 días para ver cómo van las cuentas. Esto es un error. Debes dedicar no solamente parte de tu dinero, sino también tu tiempo, esfuerzo y, sobre todo, mucho amor para sacarlo adelante.

  • Hacer malas contrataciones: desde contratar amigos o personal muy barato, esto puede ser un gran error, especialmente en el principio donde las primeras impresiones están claramente marcadas en tu clientela, y ya sabes lo que dicen, no hay segundas oportunidades para primeras impresiones.

Así, con toda esta información, estarás preparado para alquilar tu bar, o emprender en uno nuevo. Esperamos que te vaya bien sea cual sea tu caso.

POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario