Cómo funciona alquilar un piso con opción a compra

El alquiler con opción a compra es una forma flexible que permite al inquilino vivir en un piso donde pagará mensualmente unas cuotas, como en cualquier alquiler común, el detalle esta que pasado un periodo de tiempo establecido previamente, el inquilino tiene derecho a optar en comprar la vivienda. Descubre en este artículo cómo funciona alquilar un piso con opción a compra.

alquilar un piso

¿En qué consiste un contrato de alquiler con opción a compra?

Un contrato de alquiler con opción a compra es una modalidad que permite al inquilino acceder a comprar el piso luego de un periodo de tiempo establecido en un contrato previo. En este contrato se incluyen cláusulas tanto del modelo de alquiler como el modelo de compraventa.

alquilar piso

En el contrato de manera obligatoria debe incluir el objetivo del mismo, además de los modos de pago y el precio final de la compra, el cual no puede variar después de que el contrato haya sido firmado.

Para describirlo de una manera más sencilla, se puede decir que la finalidad de este contrato es que el inquilino posea una oportunidad exclusiva en un futuro cercano, poder acceder a comprar el lugar, el cual debe realizarse dentro del tiempo establecido en el contrato.

Los pagos de alquiler que se van dando mientras llega el tiempo de realizar la compra del piso, son tomados en cuenta dentro del precio establecido en la compraventa, igualmente el inquilino puede adelantar una parte de dicho pago.

¿Cómo se realiza un contrato con derecho a compra?

Aunque el contrato de alquiler con derecho a compra no aparece expresamente regulado en el Código Civil, es reconocido por el Reglamento Hipotecario y en la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Por eso, es muy importante que al momento de establecer todos los aspectos importantes del contrato, estos sean específicos y claros.

Para que sea un contrato vigente, es obligatorio que en el contrato aparezcan dos condiciones esenciales de la compraventa, las cuales son el objeto del contrato y el precio. Además, el contrato debe incluir otras formalidades del alquiler y compraventa por separado. Dentro de los puntos obligatorios que deben aparecer en el contrato de alquiler están:

  • Período de tiempo en el que el inquilino puede alquilar la vivienda.

  • Período de tiempo en el que el inquilino puede ejercer su derecho a compra.

  • Cantidad que el inquilino debe pagar mensualmente.

  • Quién se encarga de los gastos de comunidad, arreglos o reformas de la vivienda.

En cambio, en el contrato de compraventa deben reflejarse estos puntos:

  • Intención de venta del propietario de la vivienda, si el arrendado muestra interés.

  • Precio de venta de la vivienda.

  • Porcentaje de las cuotas pagadas durante el periodo de alquiler que se descontarán del precio de la vivienda.

  • Cantidad de la prima a abonar, habitualmente es un porcentaje del precio de venta de la vivienda.

Al ser un contrato dividido en dos formas, el contrato con opción a compra es llamado también un contrato mixto, ya que este es dividido en dos partes, la primera es el contrato de alquiler y la segunda el contrato de compraventa.

¿Qué garantías se obtienen al realizar un contrato de alquiler con opción a compra?

Las garantías de realizar un contrato de alquiler con opción a compra tienen diferentes beneficios tanto para el inquilino como para el propietario, las garantías para el inquilino son:

  • Tener derecho a vivir alquilado en la vivienda durante el tiempo estipulado, aunque luego decida no comprarla. Además, el propietario no puede alquilarla a terceros en ese período de tiempo.

  • El inquilino puede adquirir la vivienda en cualquier momento, siempre y cuando se encuentre dentro de los plazos fijados.

  • Tiene exclusividad en la compra de la casa en el plazo establecido.

  • Puede conocer la casa antes de comprarla y saber si realmente se adapta a sus necesidades.

Las garantías para el propietario son un poco diferentes, pero igual de beneficiosas. Entre ellas tenemos:

  • Tener la seguridad de la venta de la casa. Incluso si el propietario no logra venderla, recibe el pago de la totalidad de la primera parte acordada previamente en el contrato.

  • Tiene ocupada la vivienda hasta el momento de la venta, además de mes a mes recibir una cuota.

  • Durante el tiempo que dure el contrato, tiene ventajas fiscales.

  • Tiene la certeza de que el inquilino cuidará el inmueble.

Las ventajas de realizar un contrato de alquiler con opción a compra pueden resultar de muchos beneficios para ambas partes, el inquilino puede vivir en la propiedad y conocerla antes de optar por comprarla, por otro lado el propietario recibe mensualmente unas cuotas además de que mantiene la propiedad cuidada, también al final del contrato puede cerrarse la compraventa de la propiedad lo cual beneficia a ambos.

POSTS RELACIONADOS
TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario